desarrollo creativo

De las capas de los impulsos emocionales, la más superficial es la máscara que presentamos ante el mundo. Por debajo de esta capa están los impulsos prohibidos y el mundo del inconsciente reprimido.

El pasado de una persona vive en su cuerpo, las experiencias de vida lo condicionan, desestructurarlo requiere un trabajo directo con él para reducir las tensiones musculares.

Devolver el movimiento espontáneo al cuerpo, recuperar su ritmo, armonía, dimensión, profundizar su respiración, enfrentar la tensión y entender el conflicto.

En la historia corporal se puede comprobar cómo las tensiones se transforman en algo crónico, en acortamientos y recogimientos de su espacio interior, en desconexión con las sensaciones y necesidades, dondelos movimientos, sentimientos, ideas y conductas se empiezan a repetir y nos enferma.

El cuerpo aprende a defenderse de las experiencias traumáticas retrayéndose a través de la contracción muscular y energética.

El alumno se enfrenta a si mismo, a su historia, sus fantasmas e inhibiciones, a su incapacidad para sentir y a su incapacidad para moverse hacia el placer.

El objetivo es encontrar su autoconocimiento, su autoexpresión, empatía emocional y su conexión interna y externa.

La arqueología del cuerpo permite acceder a lo reprimido, lo escondido, lo estancado, a partir de la expresión creativa, afectiva, corporal, emocional, gestual.

Esta expresión posibilita, en gran medida, la restauración del organismo y restablecimiento del equilibrio, así como de la expresión creativa individual.

Se interviene en diferentes dimensiones de la corporalidad: la del inconsciente, la de las expresiones y gestos, la de las actitudes corporales y de los comportamientos.

Investigamos el potencial creativo, la voz, sonidos, sensaciones, gesto, recreación del espacio, el encuentro con el otro, el juego y la dinámica grupal.

El juego aquí es exploración; jugar es explorar zonas desconocidas de nosotros mismos. Está vinculado a la libertad, la rebelión, el placer, la diversión y los ritos. Los mitos nos cuentan cómo jugar es un rito creador.

DC1

 

dirigido a

  • Interesados en su propio desarrollo, autoconocimiento y transformación
  • Personas que trabajan con su cuerpo (teatro, danza, educación física, yoga…)
  •  Profesionales de la educación, la salud, lo social, terapeutas…

 

programa

Vamos a relacionarnos claramente, trabajar sobre dinámica grupal, hacer ejercicios sensoriales con música, sonidos, canto, voz y lenguaje real e imaginario; vamos a escuchar y mirar atentamente; ver, imaginar y sentir.

A trabajar con el cuerpo, la palabra y el ritmo; a buscar una forma propia de expresión, sin estereotipos, llevando a cabo espontáneamente la acción sin el intelecto. Si ponemos nuestra energía sólo en llegar a la meta, bloqueamos nuestra sensibilidad para todo lo que transcurre en el trayecto.

Encontrar un ritmo natural y adecuado, tomándonos tiempo y sin forzar, permitirá que el pulso grupal surja sin siquiera pensar en ello.

Tomar conciencia sensorial, percibir, agudizar nuestros sentidos y nuestra sensibilidad es potenciar laconfianza necesaria para resolver nuestros problemas, dificultades, resistencias internas, inhibiciones y bloqueos corporales.

Una parte importante del trabajo se basa en la evaluación. La palabra va a dar un sentido básico a la tarea, la comunicación y la conexión que se establece a lo largo del trabajo práctico, tanto grupalmente entre los alumnos, como individualmente entre el responsable del curso y cada uno de ellos.

 

horarios y precios

  • 1 día a la semana (horarios a convenir)
  • 8h/mes – 30 €